Regalo a gremios: $ 300 millones para obras sociales

Argentina – 28/04/2011 – Ambito Financiero – Pág. 9 – Tiempo de Lectura: 2′ 22»
 
El desaire de Cristina de Kirchner a Hugo Moyano por el faltazo al acto de este viernes quedó parcialmente compensado ayer mismo con una nueva concesión económica a los gremios: el Gobierno autorizó elevar en $ 300 millones un subsidio destinado a las obras sociales sindicales. La medida se tomó como parte de un paquete de mejoras para las organizaciones de salud de los gremios que se ejecutará a lo largo del año, en el período previo a las elecciones de octubre.
 
A través del Decreto 488, publicado ayer en el Boletín Oficial, la jefa del Estado aumentó el 30% los valores contemplados en el Subsidio Automático Nominativo de Obras Sociales (SANO). Se trata de una compensación que beneficia en mayor medida a las organizaciones de salud que cuentan con afiliados con bajos ingresos y que apunta a cubrir el costo de las prestaciones médicas básicas. El año pasado el Gobierno autorizó un aumento del mismo nivel en el SANO. Fue una manera indirecta de reconocer la inflación real que tuvo como correlato incrementos salariales muy por encima de las subas en el costo de vida medidas por el INDEC. La suba del subsidio era uno de los reclamos constantes de la CGT junto con la liberación del Fondo Solidario de Redistribución (FSR), que se compone de aportes de las obras sociales para la cobertura preventiva de tratamientos de alto costo y que en la actualidad cuenta con un acumulado superior a los $ 6.500 millones ($ 9.080 millones, según los gremios). De ese fondo el Gobierno sacará los recursos para pagar el incremento del SANO. En la misma línea fue un decreto firmado a principio de año por Cristina de Kirchner que autorizó una liberación extraordinaria de $ 250 millones con destino a las obras sociales sindicales. Fue, de acuerdo con la promesa oficial, la primera de cuatro cuotas iguales que completarán $ 1.000 millones antes de octubre próximo. Entre ambas medidas el Gobierno habrá liberado hasta entonces $ 1.300 millones de los $ 6.500 millones acumulados por el FSR en una cuenta especial del Banco Nación. Desde el Ejecutivo dijeron que no prevén extraer más recursos de ese fondo, aunque dejaron la puerta abierta a un eventual refuerzo presupuestario para la Administración de Programas Especiales (APE), el organismo que se encarga de reembolsarles a las obras sociales el valor de los tratamientos médicos más caros. En cuanto al SANO, en los gremios alegaron que los aumentos de este año y de 2010 tuvieron como propósito compensar la baja del subsidio originada en los aumentos de sueldo pactados en paritarias. El beneficio alcanza en mayor medida a las obras sociales que cuentan con afiliados de bajos recursos, pero de manera automática deja de liquidarse cuando esos asalariados obtienen una mejora en sus ingresos. De ahí la necesidad de actualizaciones periódicas. El SANO había subido el año pasado pero no en 2009, lo que engrosaba el rosario de lamentos de los dirigentes sindicales. Entre los gremios más beneficiados figuran los de peones rurales (UATRE), empleados mercantiles (Faecys) y gastronómicos (Uthgra), entre otros con gran número de adherentes y salarios por lo general bajos.
Por: Mariano Martín
Cristina de Kirchner

(Información General – Situación Laboral – Actividad Económica)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *