Hasta en La Cámpora descalifican la inflación que cuenta el INDEC

Argentina – 28/04/2011 – Clarín – Pág. 20/Sección: El País – Tiempo de Lectura: 4′ 23»
 
UN INFORME DICE QUE NO SON CREÍBLES Y QUE PERJUDICAN A LOS TRABAJADORES
EN FOCO
Alcadio Oña
La inocultable falta de credibilidad del índice de precios al consumidor calculado por el INDEC ha privado a la sociedad de una herramienta fundamental para conocer la verdadera situación económica del país».
Pocos o nadie, salvo el propio organismo oficial, pueden cuestionar semejante diagnóstico.
Pero ese no es el punto. La frase figura en el sitio del Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (Cenda), integrado, entre otros, por Axel Kicillof, militante de La Cámpora, gerente y pieza clave de Aerolíneas Argentinas.
También, candidato del Gobierno a ocupar un cargo en el directorio de Siderar, en representación de la ANSeS.
Hay más del Cenda sobre las estadísticas del INDEC. Como: «El cálculo de un índice confiable es una responsabilidad indelegable del Estado, que debe brindar esta información pública de forma gratuita, con una metodología transparente y que garantice la calidad del procedimiento y el secreto de la información».
Tampoco faltan palos para las consultoras privadas, que, dice, «recurrieron a un simétrico oscurantismo informativo para lucrar política y económicamente con la imperiosa necesidad de información».
Puede inferirse que el simétrico oscurantismo informativo también involucra al INDEC: simplemente, porque el calificativo acompaña al párrafo del comienzo.
«En estas circunstancias ­ sigue ­, los principales perjudicados son, una vez más, los trabajadores, que carecen de elementos para conocer con precisión la variación del poder adquisitivo de sus salarios».
Luego de nuevas, duras críticas a los institutos privados, el texto concluye: «De manera que los datos hoy disponibles, proporcionados por el actual INDEC y las consultoras, carecen igualmente de confiabilidad estadística».
Todo fue dicho en la presentación de un índice de precios propio, pensado para dar soporte a los sindicatos: se dice que a la propia CGT. Allí comenzó y terminó el experimento. No habrá tal índice, al parecer luego de una reprimenda originada en el poder político.
Aún así, es válido el sistema que el Cenda pensaba utilizar. Se basaba en los indicadores de siete provincias, que duplican y hasta triplican los números oficiales. La brecha arrancó en 2007, cuando Guillermo Moreno desembarcó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
La referencia a la imposibilidad de conocer la variación del poder adquisitivo de los salarios pega, nuevamente, en las inconsistentes cifras del INDEC. Según el organismo, la suba anual de los precios está en el 10 %, mientras que, en promedio, los salarios crecieron un 26 %. Esto significaría un incremento fenomenal en el ingreso real de los trabajadores: tan fenomenal como irreal.
Ni hace falta decir que los gremios se manejan con otros parámetros. Por eso, ahora algunos piden aumentos que llegan al 35 %. Y ninguno toma en cuenta la suba del mínimo no imponible, tal cual era previsible desde el mismo día del anuncio.
También luce claro por qué el Cenda afirma que la sociedad ha sido privada de «una herramienta fundamental para conocer la verdadera situación económica del país».
Sin explicitarlo, alude a que subestimar la inflación lleva a sobreestimar el crecimiento de la actividad económica.
Efecto de lo mismo, es la subestimación de las tasas de pobreza e indigencia. Las verdaderas son cuanto menos el doble de las oficiales.
Kicillof es considerado un cuadro técnico importante en la estructura del kirchnerismo, al que le adjudican talento y capacidad. Incluso, chances de saltar a posiciones más encumbradas dentro de un eventual, futuro gobierno K.
Por lo demás, el empeño que el INDEC pone en ocultar la realidad, con suerte conocida, es barrido por datos también oficiales. Esta vez, de la AFIP.
Con una inflación del 10 %, como relata el instituto intervenido por Moreno, resulta imposible que la recaudación del IVA ­ DGI haya crecido un 28,9 % en los últimos doce meses. Así influya el avance de la economía, la clave está en que ese impuesto refleja como pocos la trepada de los precios.
Lo mismo pasa con el aumento del 40,6 % registrado en Ganancias ­ DGI. Con el 38,7 % del impuesto al cheque y el 33,8 % del gravamen a las naftas.
Nunca la AFIP admitirá el impacto del proceso inflacionario en sus ingresos, grande en impuestos fuertes, como IVA, Ganancias y cheque. Prefiere, en cambio, aludir a la evolución de la actividad económica.
La inflación es doblemente funcional a la política fiscal del Gobierno. Además de aportar recursos cuantiosos e inmediatos, licua gastos que siempre son ejecutados más adelante.
Podrán cuestionarse los índices de las consultoras. Pero de poco han servido las multas llamativamente idénticas de $ 500.000 que aplica el secretario de Comercio y el intento de silenciarlas, pues muchas de ellas siguen estimando precios. Aunque ahora pongan cuidado en las formas.
Sin un indicador confiable, no existe manera de proyectar nada seriamente. Los funcionarios del Ministerio de Economía y los del Banco Central trazan planes en base a sus propios cálculos. Y otro tanto hacen empresarios y sindicatos.
Por fin, la inflación es la que hay. Y desde luego, la que sienten los consumidores.
Pese a que, increíblemente, Moreno fundamente las sanciones en la necesidad de protegerlos.
«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»«»

Axel Kicillof
CARGO: SUBGERENTE GENERAL DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS-PROFESIÓN: ECONOMISTA (UBA)
Axel Kicillof cumplirá 40 años el 25 de septiembre de este año. Desde febrero de 2011 ocupa el cargo de subgerente general de Aerolíneas, empresa pública a la que arribó en agosto de 2009 como gerente financiero. Es uno de los principales referentes de La Cámpora, la agrupación juvenil ultra kirchnerista.
El Gobierno lo propone ahora como reemplazante de Aldo Ferrer para representar al Estado en el directorio de Siderar, la acería más grande del país, propiedad del grupo Techint. Los privados resisten su ingreso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *